El alma en un papel

8.4.14



Me gusta encontrar cosas antiguas que, extrañamente, son positivas. Ahí va.

Quisiera que el mundo pudiera entenderme si ante sus ojos coloco un papel en blanco. A estas alturas no existe otra manera de expresarme mejor, porque me miro al espejo y vuelvo a ver frente a mi mirada a una chica sonriendo, y os juro que sus ojos vuelven a brillar con una felicidad que tanto ella como yo creíamos olvidada. Y lo mejor de todo es que ni siquiera tiene miedo, no logro encontrar ni una sola sombra escondida entre los pliegues de su alma, porque la oscuridad empieza a asomar a las ventanas sin que nadie tenga que pedirle a gritos que se vaya… pero no hace falta. Siempre vamos a convivir con las dos caras de la moneda, y el que no se acostumbre a la soledad y a los rincones llenos de polvo nunca va a saber lo que es quedarse ciego mirando el sol.
La literatura se ha quedado muda ante el poder de un simple gesto y algo cabizbaja al saber que ninguna obra maestra será capaz de superarlo. La música ha perdido la voz ante tal explosión de melodías en tan solo una palabra, porque ahora sabe que un susurro al oído le dará doscientas mil vueltas a cualquier intento en vano de ponerle ritmo a la vida. La pintura se ha vuelto daltónica después de haber visto que unos ojos castaños pueden deslumbrar al mar.
El arte se ha quedado sin sentidos después de verse reflejado en un espejo, porque jamás habrá mejor poeta, músico, escritor o pintor capaz de transmitir más que unos ojos llenos de vida.

1 palabras:

Oski dijo...

No hay nada que encierre tanta poesía como unos ojos cargados de vida :-)

Publicar un comentario

Tus palabras también son importantes.

Afílianos

El baúl de la habitación de al lado

Palabras...

>> Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se nos presentan en el espíritu hasta que ya es demasiado tarde.
André Gide.


>> La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora.
Proverbio persa.




Huellas.