Timbales.

2.2.14

Necesito que suenen los timbales de nuevo; que ese sonido inunde todo aquello que me rodea y levante las mentes haciéndolas fluir en el sentido correcto, ya sea a favor o en contra de las agujas del reloj.

Que suenen los timbales de nuevo y su magia vuele hacia todas las manecillas que no cesan jamás de correr y les recuerde que es momento de descansar. De parar. De respirar.

Que suenen los timbales de nuevo y hagan a las penas alcanzar el cielo para perderse en la inmensidad del universo. Y a los sueños quedarse en la tierra para ser realizados cuidadosamente.

Que suenen los timbales de nuevo y recuerden a las personas de dónde vienen. Que hagan ver lo estúpido que es creer saber a dónde vamos.

Que suenen los timbales y despertemos del letargo y nos reunamos, en el odio o en el podio, pero enérgicos.

"Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga."

0 palabras:

Publicar un comentario

Tus palabras también son importantes.

Afílianos

El baúl de la habitación de al lado

Palabras...

>> Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se nos presentan en el espíritu hasta que ya es demasiado tarde.
André Gide.


>> La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora.
Proverbio persa.




Huellas.