El pasado siempre vuelve.

25.9.13



Te perdí en la página cincuenta y tres, aunque no fuese hasta veinte después cuando definitivamente me rompí en pedazos. Había olvidado cómo ocurrió todo, pero ahora que me sumerjo en el pasado leyendo tantas partes de mí, entiendo que quise borrarlo porque era suficiente soportar el haberte perdido, como para sumarle el hecho de que fui una idiota.
Hoy es tan tarde como lo fue aquel día, cincuenta y tres de un mes cualquiera de este caos de casi 400 páginas. Como lo fue aquel día en que te perdí por algo que no merecía la pena. Que nunca la mereció.
Te empujé a ti y me aferré al vacío.
Y eso es algo que nunca, nunca, me voy a perdonar.
                                                                                                                 

2 palabras:

El Chico Con Cianuro dijo...

Que bonito, me ha gustado y me has alegrado el momento por lo que me gusta.

Besos con cianuro.

Carlitaa.- dijo...

Que linda y también un poco triste entrada, hay que errores que nos persequiran por siempre, pero al final hay que aprender a dejarlos en el pasado.

Besos :))

Publicar un comentario

Tus palabras también son importantes.

Afílianos

El baúl de la habitación de al lado

Palabras...

>> Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se nos presentan en el espíritu hasta que ya es demasiado tarde.
André Gide.


>> La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora.
Proverbio persa.




Huellas.