7.12.12


No he podido evitar levantarme en mitad de la noche y sentarme en el suelo de la cocina. Quizá no es el lugar más idóneo para combatir el insomnio, pero las luces de este lugar son frías y mi corazón no se siente demasiado diferente.
El reloj de la pared marca las cinco.
Es muy tarde.
O, tal vez, demasiado pronto.
Me pregunto qué minuto marca la diferencia entre la noche y el día. Más aún, cuál es el segundo exacto, cuándo se produce el cambio.
Me he tumbado en el suelo, con las baldosas también heladas, por ver si así mi corazón, congelado, no sentía tanto el cambio de temperatura y se encontraba un poco más en calma. Pero no ha servido. Este invierno no se va. Ni a patadas. Ni con educación. Esta vez ni siquiera hace caso a las promesas. 

Releyendo cosas he encontrado esto. Hope you like it! :)


5 palabras:

LaNiña dijo...

Me ha encantado :)
Lo iba leyendo y me iba embrujando, quedándome atrapada en el texto *_*

Well done :*

Un beso!

! Tumeencantas dijo...

Lindos textos :)

n i v a ; dijo...

Como no me iba a acordar de ti?? :) Pero no había visto éste blog, creo. Así que aquí me tendrás a partir de ahora (aunque no suelo entrar demasiado).

Me alegro de saber de ti y para variar, tus textos son geniales :)


^^

Luciérnaga dijo...

Me ha encantado..
Aunque yo, al contrario que tú necesito el invierno para que me cure del resto de las estaciones, para que me envuelva en su frío manto... :)
un besito, te sigo :)

Shadow dijo...

¬¬
No, espera, no he sido lo suficientemente expresivo: ¬_¬
Eres un mal bicho, no me parece bien eso de releer y encontrar cosas tan bonitas. ¡Lo que escribimos en el pasado está pensado para avergonzarnos en el presente! Jo, yo también quiero releer mis cosas y encontrarme algo decente, en lugar de basurilla infrahumana...
En serio, Ester, eres maravillosa. Lo he defendido desde el momento en el que nos encontramos, pero creo que aún no te lo he dicho suficientes veces. Tu habilidad para congelarme la respiración es única.

Un beso enormísimo, y mucha suerte con todo lo que tengas entre manos :)

Publicar un comentario

Tus palabras también son importantes.

Afílianos

El baúl de la habitación de al lado

Palabras...

>> Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se nos presentan en el espíritu hasta que ya es demasiado tarde.
André Gide.


>> La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora.
Proverbio persa.




Huellas.