Invierno e Infierno.

2.11.12


A pesar del frío, Invierno arde por tus manos, por tu piel plagada de carreteras de tentación dirección Infierno. Invierno e Infierno, aparentemente tan opuestos y, sin embargo, sólo una letra de diferencia. 
Invierno en el alma, Infierno en el corazón. 
Y mientras tanto la batalla a 100 grados entre dos cuerpos que se buscan igual que el inframundo persigue a la estación más fría, y se desean al ritmo de vientos del ártico y llamaradas del trópico.
Puzzles fragmentados encogen a la perfección y encajan a la imperfección. Ángeles y demonios en ambos bandos, la eterna lucha de la humanidad. Piezas aisladas en apariencia irrelevantes, a mitad del camino. 
Invierno e Infierno ahora sólo juegan a la tentación en sus recorridos. Sin señales de stop, sin ceda el paso. Manda la caótica perfección de idas y venidas a ritmos desconocidos por los mortales (o tal vez, demasiado familiares para ellos).
Invierno e Infierno, que a veces ni se miran, hoy se enfrentan con miradas de pasión, cambiando rutas que al final terminan siempre de la misma manera.
Con dos destinos opuestos y las mismas autopistas de conexión.
El termómetro.
Y el fuego ardiendo alrededor.

3 palabras:

Alejandro dijo...

Te ha dado fuerte la inspiración, eh? Increíble

RoboeCube dijo...

Qué... potencia. He disfrutado mucho leyéndolo.
Cuántos contrastes y cuántas relaciones insospechables, me encanta, :D

Omii dijo...

Cuando te digo que te admiro mucho no es bromita. Y es por algo.

Publicar un comentario

Tus palabras también son importantes.

Afílianos

El baúl de la habitación de al lado

Palabras...

>> Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se nos presentan en el espíritu hasta que ya es demasiado tarde.
André Gide.


>> La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora.
Proverbio persa.




Huellas.