¿Qué significa para mí?

30.8.11


La gente habla. Les escucho, y dicen muchas cosas. Unos, desde el mayor respeto, se sinceran reconociendo que creen que todo esto no sirve para nada. Otros, se ríen de lo ilusos que somos. Hay personas que comparten nuestros motivos pero no los medios, o que confían en los medios y prefieren otros motivos. Los seres humanos somos diferentes, y no podemos pedir que todo el mundo esté de acuerdo.
Pero a mí me da igual lo que digan los demás. Para mí, el 15M es una oportunidad. Una oportunidad de luchar por lo que quiero. Una oportunidad de no tragarme mis quejas. Una oportunidad de sentirme orgullosa de la gente. Una oportunidad de ver a los demás con otros ojos y no juzgar por las apariencias. Una oportunidad de conocer personas que comparten mis ideales y con las que me siento a gusto.
Durante estos meses, cada vez que salía a la calle y me cruzaba con todos aquellos y aquellas que sabía que compartían conmigo, al menos, el espíritu de lucha, sentía ilusión latiendo en mi pecho. Sí, que me llamen ilusa, porque eso es lo que soy. Ilusa, confiada, soñadora. Y no me avergüenzo de ello. No me avergüenzo de esa indescriptible sensación por el simple hecho de cruzar miradas o escuchar a la gente hablar de cosas que me llegaban, no me avergüenzo de emocionarme por ello. Todo lo contrario.
Y, tal vez, sea difícil comprender por qué me siento así. Porque es una experiencia que no se cuenta con palabras, si no que se vive. Se vive, se disfruta, se deja que te llene por dentro y se sigue viviendo.
Como sigo haciendo.

4 palabras:

Katua dijo...

Yo también estaba de acuerdo con el 15m, y amo que la gente se haya levantado para luchar, pero llega un momento en que te das cuenta de que estamos luchando por una utopía, que incluso en varias ocasiones perdimos las formas y así, nadie nos va a dar la razón nunca, tenemos que conseguir que un 51% de la poblacion piense como nosotros para que esto realmente pueda ser posible, y la sociedad, sabes que se deja llevar por las masas, pero las más grandes, y por dificil que sea de admitir, nosotros no somos esa.

Sheyimash dijo...

Esta es la verdadera esencia y el sentido del movimiento, y por lo tanto lo que jamás ha salido ni saldrá en los medios.

No quieren mostrar, como tú aquí lo haces, que no es tan importante lograr objetivos concretos a futuros, como desarrollar, profundizar y vivir en presente todo lo que este gran movimiento social permite y está sacando a la luz. Ese libre compartir de ideas, ese estallido de creatividad y solidaridad con los demás, esa expansión de la conciencia individual de cada un@ de quienes están allí, como personas.

Desde fuera (con ayuda de la presión de los medios de desinformación masiva) se ha intentado desde el principio colocar al 15-M una etiqueta y asignarle unos objetivos concretos que supuestamente tendría que lograr para demostrarse 'útil'. Y así queda obviada la cuestión fundamental: que este inédito estallido social está generando, día a día, seres humanos LIBRES, en toda la profundidad y con todo el colorido de matices que esa Libertad significa.

Por lo tanto, aquí el Camino es la Meta, y el Medio se justifica a sí mismo. Tal como dices, es algo que solo viviéndose desde dentro se puede comprender.

Un abrazo.

Malvado Dylan dijo...

Como dijo "Katua" se necesita una amplia mayoría para cambiar las cosas pacificamente, eso es lo bueno de la violencia, que puede fallar igualmente, pero basta con unos pocos terroristas.

NoNii dijo...

Que razón más grande que tienes con cada una de tus palabras, el 15-M no es una manifestacion cualquiera de cuatro perroflautas como dicen muchos, es más que todo eso; es la unica solución que hemos tenido los cuidadanos españoles de alzar la voz y decir basta!
Sabes que estoy en todo de acuerdo contigo ^^
Un besito, nos leemos.

Publicar un comentario

Tus palabras también son importantes.

Afílianos

El baúl de la habitación de al lado

Palabras...

>> Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se nos presentan en el espíritu hasta que ya es demasiado tarde.
André Gide.


>> La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora.
Proverbio persa.




Huellas.