La última batalla.

17.7.13

- Hola, volvemos a encontrarnos - Me susurra desde detrás de mi hombro justo antes de salir corriendo con su vestido de flores y sus rizos brillantes.
  Pensé que ya había muerto, pensé que sólo quedaban ligeros vestigios de ella, si tenía ganas de volver era porque ya no me la encontraría, creí esta vez sería diferente. Pero me equivoqué, de nuevo me equivoqué, otra vez está a punto de comenzar la misma batalla que llevamos librando años y años sin fin. ¿Por qué? ¿Qué he hecho yo para que no se haya fundido con el resto aún? Mírala, y sigue sonriendo, como si fuese feliz de encontrarme. He de levantarme.
 - Querida yo del pasado, he cambiado, he crecido, ya no tengo ese comportamiento indecente de necesidad de superioridad, he aceptado que la superioridad tan solo lo crean los seres inferiores, ahora soy mas que eso, soy una humana, pura y sincera. Querida yo del pasado, no admitiré otro año batallando, ahora soy YO quien está gobernando en mi mundo.- Me mira con cara de asustada, y corre entre los árboles. No debería correr, debería disiparse sin más. Desvanecerse. Desaparecer. Dejar mi fría cabeza cavilando en silencio. Pero parece ser que está anclada en este lugar y que este año, es el momento de librar la batalla definitiva.- Estoy dispuesta- Grito con firmeza- DISPUESTA.

Y no sabe cuánto, ni a qué....

No sabe que haré lo posible por no volver a encontrármela... Jamás

Ana.

0 palabras:

Publicar un comentario

Tus palabras también son importantes.

Afílianos

El baúl de la habitación de al lado

Palabras...

>> Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se nos presentan en el espíritu hasta que ya es demasiado tarde.
André Gide.


>> La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora.
Proverbio persa.




Huellas.